paleta

DIFERENCIAS ENTRE EL JAMÓN SERRANO Y EL JAMÓN IBÉRICO

Por si no las conoces, te aclaramos las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico, una de las dudas más frecuentes del consumidor

A estas alturas, seguramente sabes que ni todos los cerdos son rosas ni que todo el jamón curado es ibérico.  Sin embargo, no todo el mundo tiene tan claras las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico.  Tanto es así, que hay quien habla del jamón serrano para referirse al ibérico o utiliza indistintamente una u otra nomenclatura como si fueran sinónimos.  A continuación te explicamos las principales diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico.

Algunas personas llaman jamón serrano a todo, incluso para referirse al jamón ibérico, pero son productos muy diferentes

El jamón serrano y el jamón ibérico no son lo mismo
El jamón serrano y el jamón ibérico no son lo mismo

La carne de cerdo es una de las más consumidas del mundo, y lidera el ranking de consumo en nuestro país. Esta preferencia tiene mucho que ver con nuestro gusto por el jamón ibérico de bellota, condicionado por una cultura gastronómica centenaria.

Así las cosas, y ya que vamos a consumir mucho jamón a lo largo de nuestra vida, es importante distinguir los tipos de jamones que existen. Entre otras cosas, este conocimiento ayudará a comprender por qué el jamón ibérico tiene ese sabor tan único y por qué es también mucho más caro que el jamón serrano.  

Tres factores que marcan las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico

No sólo no son el mismo producto, sino que es posible aprender a diferenciarlos físicamente y, por supuesto, a través de su sabor. 

Mientras que el jamón serrano es un jamón curado en bodega que proviene de cualquier tipo de cerdo de cerdo blanco, el jamón ibérico sólo proviene del cerdo ibérico: un cerdo de raza que se da sólo en nuestro país y dentro del particular ecosistema de la dehesa

Una de las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico se ve al cortarlo

La estética de cortar el jamón ibérico de bellota a mano se considera todo un arte, mientras que el jamón serrano se suele comercializar deshuesado y sin la pezuña

Estas son las claves para distinguir el ibérico del serrano:

La raza

El jamón ibérico, a diferencia del jamón serrano, tiene su origen en un animal de razas ibéricas y considerado autóctono.  En la normativa actual, se considera jamón ibérico a un jamón que sea cien por cien de cerdo de esta raza, o a uno cruzado con la raza Duroc.   El jamón serrano , por su parte, puede ser originado por cualquier raza de cerdo blanco.

La alimentación

Mientras que los cerdos blancos se alimentan sólo de pienso, los ibéricos se alimentan de piensos naturales y muchos de ellos finalizan su ciclo alimentario a base de bellotas y hierbas naturales.  Este es el proceso conocido como “montanera”, etapa en la que los cerdos ibéricos se alimentan únicamente de las bellotas y hierbas que encuentran en el suelo de las dehesas cuajadas de encinares.  

La curación

El proceso de curación es también clave a la hora de marcar las diferencias entre el jamón serrano y el jamón ibérico.  En el caso del cerdo blanco y del jamón serrano, el proceso de curación es mucho más rápido y estará entre los 9 y 15 meses según sea jamón de bodega, reserva o gran reserva.  En cambio, el jamón ibérico tarde del orden de dos años en curarse cuando los jamones son pequeños. Si son grandes, el tiempo de curado será aún mayor.

No te equivoques al comprar

En una publicación anterior os dábamos consejos sobre cómo distinguir el jamón ibérico en el lineal del supermercado para no cometer el error de llevarte otra tipo. Confundirse a la hora de comprar puede suceder, sobre todo si uno va con prisas y no repara en las etiquetas del producto, dada la amplia gama de variedades comerciales bastante similares físicamente en cuanto a su formato y color. El error más habitual será llevarse jamón serrano o incluso prosciutto, que es otro tipo de jamón de bodega elaborado en Italia y que tiene un sabor más dulce y un color más rosa.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

.