cerdos-dehesa-de-solana

¿ES MEJOR EL JAMÓN DE LA PATA IZQUIERDA O EL DE LA PATA DERECHA?

Algunos mitos del jamón señalan una de las dos patas como mejor que la otra, ¿sabes cuál?

Si eres el tipo de persona que disfruta acumulando conocimientos y curiosidades de aquí y de allá, es posible que lo hayas oído alguna vez. Dentro del mundo del ibérico se trata de un mito muy difundido sobre el jamón.  Aunque no es el único, es de los más curiosos, ya que atañe a la lateralidad en la anatomía del cerdo como variable diferencial a la hora de elegir un mejor jamón. ¿Te suena? Si es así, sigue leyendo porque que esto te interesa.

¿Alguna vez has elegido un jamón ibérico en función de que sea el de la pata izquierda o el de la pata derecha pensando que va a ser mejor?

¿Mito o realidad?

A aquellos que hayáis comprado un jamón de la pata izquierda o el de la pata derecha pensando que va a ser mejor que el otro, sentimos decepcionaros. En realidad, se trata de un mito.  Un mito alimentado, por su parte, por otra leyenda urbana muy extendida acerca de cómo duerme el cerdo y de qué lado.

A la hora de mostrar las preferencias de consumo del jamón ibérico, se trata de un mito muy extendido, pero falso

El clásico mito es que la pata derecha es mejor que la izquierda porque el cerdo siempre duerme del lado izquierdo. Este gesto diario haría que la pata aplastada infiltrara menos grasa: aquella que le confiere el mejor sabor al jamón ibérico. Bajo esta premisa, el jamón derecho sería mejor que el izquierdo.

Sin embargo, lo cierto es que esta teoría no se sostiene, ya que los cerdos no duermen siempre del mismo lado.  Incluso, a veces, duermen unos encima de otros.

Confía en un producto acreditado por una certificación de una entidad acreditada por la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), como pueda ser ASICI

El mejor jamón, una cuestión de confianza

Por todo lo anterior, por nuestra parte seguimos aconsejándote lo de siempre a la hora de elegir un jamón ibérico de calidad:

-La clave está en la trazabilidad del cerdo ibérico

-Fíjate en el productor y en el origen del animal.  En el caso del cerdo ibérico es importante que sea originario de la dehesa y criado en libertad y sin estabulación.

-Elige un producto conocido como el nuestro que te vaya a garantizar un jamón ibérico de calidad, sin engaños.

-Tienes toda la información en las etiquetas del jamón.

Que sea la pata derecha o izquierda no afecta al sabor, por ello debes buscar la calidad en marcas garantizadas y conocidas como Dehesa de Solana

 

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

.