dehesa de solana (3)

EL JAMÓN IBÉRICO, UN ALIADO DE LA SALUD VASCULAR

Un estudio promovido por ASICI en el Hospital Ramón y Cajal desvela cómo el consumo de jamón ibérico disminuye el riesgo cardiovascular

Si eres una persona que procura mantener unos hábitos de vida saludables, seguramente te has preguntado alguna vez si comer jamón ibérico se encuentra dentro de unos patrones de consumo cárnico sanos. En ese caso, sigue leyendo porque tenemos buenas noticias. Lejos de lo que piensan algunos, los jamones ibéricos, ya sean de bellota o de cebo, consumidos en dosis moderadas y por población sana, son beneficiosos para la salud cardiovascular. Y esto no lo decimos nosotros, sino un estudio científico sobre el impacto de su consumo en la función endotelial realizado en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

El jamón, como sabemos, es principalmente una fuente proteica, pero su alto contenido en grasa hace que algunos lo miren con cierto recelo. Sobre todo si están preocupados por su salud cardiovascular. Sin embargo, tenemos buenas noticias para los aficionados al mejor embajador gastronómico de nuestra tierra. El jamón ibérico, consumido con moderación, no supone ningún perjuicio para la salud cardiovascular.

¿Estás concienciado con lo que comes y buscas una dieta saludable? Entonces puedes comer jamón ibérico sin miedo

Así lo determinó en su momento un estudio promovido por ASICI (Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico). Esta investigación, dirigida por el doctor José Sabán Ruiz, de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del hospital madrileño Ramón y Cajal, relaciona el consumo de este tipo de jamón con una mejoría en la función endotelial. Este hecho disminuye el riesgo cardiovascular.

Las personas sanas encontrarán en el jamón procedente del cerdo ibérico un aliado para la salud vascular

El jamón ibérico constituye un alimento muy sano para niños y mayores

Propiedades de alto valor nutricional

Los beneficios se encuentran, fundamentalmente, en los aspectos organolépticos presentes en este tipo de chacina. El jamón ibérico, en este sentido, se presenta como un alimento con un alto valor nutricional, repleto de aminoácidos esenciales, así como de vitaminas B y E, de minerales necesarios para nuestro metabolismo. Respecto a la grasa, destaca su elevado contenido en ácidos grasos insaturados o lo que se denomina ácido oleico.

¿Sabías que comiendo jamón ibérico te asegura es un gran aporte de antioxidantes? Se debe a su gran contenido en polifenoles.

Sin miedo a engordar

Y si tu preocupación sobre el consumo de jamón está en engordar, según este estudio, puedes perder cuidado. Otra de las conclusiones de esta investigación es que es un alimento que “puede ser introducido en la dieta sin ganar peso o incrementar los niveles de triglicéridos, al menos a corto plazo”.

Puedes ver todos los detalles de este estudio sobre el jamón ibérico pinchando sobre el enlace.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.